Vivienda para un bibliófilo

Ubicado en el jardín de las Tullerías, en París, se requiere la creación de una vivienda para un bibliófilo. Solo hay una condición, el conjunto debe estar delimitado por un hexaedro virtual de 9x9x9 metros.

La fuerza de la propuesta está en su construcción. A partir de una pieza en C, y unida mediante tirantes metálicos a tracción, se consigue crear el módulo de construcción. Así, su repetición y organización permitirá la creación de terrazas, vistas, espacios y paso para instalaciones.

El resultado es una arquitectura desmontable, que parte de la prefabricación y que busca dejar una huella mínima en el lugar. Las piezas se montan una sobre otra, apilándose, casi como de libros se se tratara. Una casa para un amante de los libros.

 

Scroll Up